Ir al contenido principal

TEMAS DE ROMEO Y JULIETA





En Romeo y Julieta son determinantes los siguientes temas: el amor (versus odio), la muerte, y el destino. 

 EL AMOR



Es el tema central de Romeo y Julieta. En la obra encontramos varias ideas acerca del amor:

    • El encaprichamiento aparece en la actitud de Romeo hacia Rosalina al principio de la obra. Sabemos que es un mero encaprichamiento porque en el momento en el que Romeo ve a Julieta olvida a Rosalina. 
    •  El amor “romántico” o verdadero amor corresponde a la pareja que da título a la obra. El amor de la pareja pasa por las siguientes fases: en el acto I, escena I, Romeo aún no conoce a Julieta, y admite estar enamorado de Rosalina. En el acto II, escena II (escena del balcón), Romeo pide a Julieta un voto de amor, y ella sugiere que deberían contraer
      matrimonio, hecho que acontece poco después (escena IV del mismo acto). Tras la muerte de Teobaldo, Romeo se ve obligado a desterrarse de Verona y, por tanto, a separarse de su esposa Julieta. En el acto III, escena V, la pareja consuma su matrimonio. Tras la separación física de los amantes, todo comienza a ir mal; Julieta toma decisiones que no tendrán éxito: la poción que toma por consejo de fray Lorenzo no tiene el efecto esperado, Romeo decide acabar con su propia vida al pensar que Julieta ha muerto, y esta también decide morir al no poder concebir su vida sin Romeo.
    • amor que siente Paris hacia Julieta está cargado de admiración y respeto. Sin embargo, no podemos hablar en este caso de verdadero amor, ya que Paris quiere casarse con Julieta sin haberla conocido antes. Para Paris, el amor es buena educación y decoro.


Hay que tener en cuenta que, a diferencia de Italia y otras naciones católicas, donde eran comunes el culto a la virginidad y la negación de la carne, en la Inglaterra protestante el amor auténtico y pasional se canaliza a través del matrimonio, dotado de una dignidad e importancia desconocida en otros países. Shakespeare presenta un amor que es capaz de vencer todos los obstáculos, incluida la muerte.

El amor en la obra aparece en continuo contraste con el odio. El amor de los jóvenes protagonistas está rodeado por un ambiente hostil: sus familias están enfrentadas por una rivalidad irracional, que no se explica en la obra, y que constituye una amenaza permanente; dicha rivalidad aporta el marco necesario para esta trágica historia de amor y muerte. El odio es, por tanto, un aspecto externo en contra del amor; la tragedia de su amor parte de la siguiente pareja opositiva: 


Rivalidad entre los Montesco y Capuleto (odio) versus amor entre Romeo y Julieta.


El amor debe derrotar al odio. Sin embargo, esta victoria solo será posible a través de la muerte.

Estos dos mundos opuestos radicalmente generan un conflicto entre el amor y las convenciones sociales que se convierten también en un conflicto generacional (los jóvenes amantes que deben enfrentarse al mundo adulto, en el que prevalecen valores tales como el prestigio y las imposiciones familiares). 

EL DESTINO




El destino juega un papel muy importante en esta obra, probablemente por tratarse de una de las tragedias consideradas como inmaduras de Shakespeare; al contrario pasa en Macbeth o en Otelo, obras en las que son los propios personajes, y no las estrellas, los responsables de su trágico final.

 La idea de que los protagonistas son “marionetas” manipuladas por las estrellas se nos transmite desde el prólogo de la obra: “cobraron vida bajo contraria estrella dos amantes”. Los malos augurios y las premoniciones están presentes a lo largo de toda la obra; así, cuando Romeo entra en la fiesta de los Capuleto dice: “mi corazón presiente que alguna fatalidad, todavía suspendida en las estrellas, comenzará amargamente su temible curso con los regocijos de esta noche”. También Julieta, en la escena del balcón, tiene una intuición: “aunque eres mi alegría, no me alegra el pacto de esta noche”.
LA MUERTE




La obra finaliza con la muerte de los dos amantes, pero también con la reconciliación de sus familias, lo cual aporta un aspecto positivo a la tragedia, ya que intenta transmitir que el triunfo del amor es la única vía para destruir el odio. La muerte se concibe como la única forma de que los amantes perpetúen un amor que solo encuentra obstáculos a su paso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOS

CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES
SUBGÉNEROS PERIODÍSTICOSLos principales subgéneros periodísticos son nueve: tres de tipo informativo, cuatro de carácter más subjetivo o de opinión y dos subgéneros mixtos. Los primeros están formados por la noticia, el reportaje y la entrevista; los que se denominan de opinión están formados por el artículo de opinión, la columna, el editorial y las cartas al director; por último, entre los géneros mixtos destacamos la crónica y la crítica cultural.
1) GÉNEROS INFORMATIVOS
LA NOTICIALa noticia es el género más característico del lenguaje periodístico y consiste en un breve relato en el que se informa sobre un hecho ocurrido recientemente. Constituye el elemento primordial de la información periodística y el género básico del periodismo Sus dos rasgos particulares son la brevedad y la objetividad, y su propósito no debería ser otro que el de informar de un suceso sin añadir ningún tipo de análisis o de comentario.
Los rasgos formales que caracterizan a l…

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA

SHAKESPEARE Y SU ÉPOCA El autor William Shakespeare (Stratford-on-Avon 1564-1616) no es solo el más importante dramaturgo inglés del siglo XVII, sino una de las cumbres de la literatura universal. Hijo de un guantero (o comerciante de cueros y lanas) que llegó a ser alcalde, su familia había caído en desgracia, acusada de comercio ilegal de lana. En 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Ana Hathaway, de la que tuvo una hija y dos gemelos, pero no fue un matrimonio bien avenido, y él la abandonó. En 1587, Shakespeare marchó a Londres, donde entró en contacto con el ambiente teatral, al principio guardando los caballos de los espectadores nobles, luego como actor y posteriormente como autor anónimo. En 1589 escribió su primera obra dramática, Pericles, y dos años después, El rey Enrique VI. A partir de entonces, no cesa de escribir obras En 1594 Shakespeare dio un gran salto en su carrera y en sus pretensiones económicas, pues pasa a ser coempresario y a…